Seleccionar página

En 2007, luego de finalizar con la 2da. edición del Festival Beckett, el jurado de los premios Teatro del Mundo, con Jorge Dubatti a la cabeza decidió otorgarle al festival una mención especial.

Fue un encuentro muy emotivo porque, antes de la presentación del premio, se homenajeó a Miguel Guerberof por su trayectoria y luego a Agustín Alezzo, mi primer maestro.

Recuerdo que en aquella oportunidad, le otorgaron la misma mención a Omar Pacheco, uno de mis referentes.

Guardo un profundo agradecimiento a Jorge y todos los miembros del jurado y, por supuesto, un recuerdo imborrable.

.