En septiembre de 2007, presenciando un ensayo de la obra Not I, me pregunté cómo se vería el escenario con una docena de caras que contaran la historia de la Argentina. Unos meses más tarde, convoqué a un grupo de actores y comencé con la investigación histórica y los ensayos.

Así fue como tomando como punto de partida la estética de Beckett en las obras Not I y Play, llegamos a montar un espectáculo que, sin la intensión de destacar a unos por sobre otros, exhibe a nuestros político, militares y civiles en su lucha por el poder y la gloria desde 1086 hasta la actualidad.

Toda esta lucha se ve  reflejada en discursos políticos, frases célebres, relatos deportivos y acciones de gobierno en una obra que transita por la comedia, la tragedia, el drama y el grotesco dado por los momentos esenciales de la historia de nuestro país.

Salvo por algunas licencias dramatúrgicas, todos los textos que los protagonistas de nuestra historia expresan han sido extraídos de sus discursos, correspondencia publicada o notas en la prensa.

.

.

El pre-estreno de “Mirá lo que hay que escuchar” sucedió en septiembre de 2008, dentro del marco del III Festival Beckett Buenos Aires teniendo una muy buena recepción en el público.

En 2009, estrenamos la obra en el Centro Cultural Borges en la nueva sala Bioy Casares.

Espero que este espectáculo sirva para que ejercitemos la memoria y aprendamos de los históricos errores que hemos cometido para no volver a repetirlos.

Un humilde aporte en las vísperas del bicentenario de nuestro querido país.

 

 

Críticas:

.

“Patricio Orozco pone en escena algo muy pocas veces visto, o tal vez inexistente. El dramaturgo sale a buscar la excelencia, y encuentra un modo divertido, inteligente, y sumamente efectivo de llevar a cabo su obra. Orozco interpreta a la perfección el código teatral e introduce en su libreto pequeños pero importantísimos aportes ajenos a lo meramente histórico, que hacen que la obra evite el aburrimiento, y lleve al espectador a un estado de reflexión, de gracia y de conocimiento. De este modo, Mira lo que hay que escuchar, pasa de ser una fantástica propuesta a convertirse en un aporte cultural de alto rango.”

Calificación: ****

Gabriel Pessacg, Teatro Under

.

“Es una ocasión para dar un gran suspiro de alivio: Un artista que decide hablar del bicentenario (irónicamente por la puesta) “sin caretas”. El elenco, afiladísimo en el buen decir y en ritmo logra que repases, aprendas y saque tus conclusiones sobre la historia argentina. Todo lo que tenés que hacer es agudizar el oído y el cerebro: No te van a dar tregua!”

Vivi San Lorenzo, Radiosónica

.

La obra resume muchos datos históricos de una manera muy entretenida y es a la vez sumamente educativa: lo más acertado de la creación de su autor”.

Facundo Espósito, Red Teatral

.

 

“Mirá lo que hay que escuchar” está explotada con humor fino y constante. Feliz idea para recordar nuestra historia. Si no fuera tan cómica, sería para llorar”.

María Cristina Berçaitz, de “Somos dos”. FM Radio Cultura

.

“Un buen trabajo de investigación y, sobre todo, síntesis respaldan la obra. Un elenco joven que puede ir de la comedia al drama o la tragedia, pasando por el grotesco, tal lamélange de episodios que forjaron la Patria”

Revista Cultural Lilith

.

“Divertida y trágica a la vez es un buen espejo en el que se puede ver los pasos que se fueron dando hasta llegar a la situación de hoy en día. Los actores, todos jóvenes intérpretes, están impecables. Logran imitar el lenguaje de cada época y los tonos de los distintos dirigentes de la historia”

Culturar.com

.

.

 

Elenco 2009:

Nacho Albornoz, Jazmín Beccar Varela, Roberto Campusano, Florencia Caro, Florencio Laborda, Paloma Lipovetzky, Esteban Nerone, Dainela Sastre, Ignacio Testi, Marcelo Zamora.

Ilustraciones: Alfredo Sabat / www.alfredosabat.com

Diseño Gráfico: Comunicación Global / www.cglobal.com.ar

Producción de artefáctos lumínicos: JIG Producciones.

Producción Audiovisual: Mariano Tomasetti / www.intelygo.com

Teatro: Sala Bioy Casares. Centro Cultural Borges – Buenos Aires.

Prensa: Duche y Zárate

.